domingo, 12 de octubre de 2008

¿Cómo hacer compost para abono orgánico?

El compost es un abono orgánico que se consigue de la descomposición de residuos orgánicos como restos vegetales, animales, excrementos, etc.

Normalmente, el compost se usa en agricultura y jardinería para abonar el suelo.

El compost es una solución ambiental aceptable para el medioambiente y al ser un recurso natural es muy usado en huertos y cultivos ecológicos o biológicos.

Si queremos optar por este natural método de abono, deberemos disponer de un rincón en nuestro huerto o jardín para su fabricación.

Es recomendable destinar un espacio para el compost en la parte trasera de la vivienda debido al fuerte olor que despide, no olvidemos que se trata de un proceso de descomposición.

El material necesario para la obtención de compost, dependerá de la superficie de cultivo. Si tratamos de cultivar y mantener un huerto o jardín pequeño, no tendremos ningún problema en poder fabricar el compost nosotros mismos.

Para la obtención de compost, se utilizan residuos orgánicos como restos de poda, serrín, hojas del suelo, restos de hortalizas consumidas, hierbas de la siega, etc.

Todo el material se reunirá en un montón de 1 metro de altura. Normalmente se acumula dentro de una caja o bidón de plastico (siempre abiertos por debajo) destinados al compost, aunque también es posible ponerlo simplemente en un montón. Es importante que los residuos para el compost estén en contacto con el suelo, por donde deberán penetrar las bacterias y hongos encargados del proceso de fermentación.

Si usamos una caja, podemos usar una tapa, pero si no disponemos de caja y amontonamos los residuos orgánicos para el compost en un montón, podremos taparlos con un plástico de color negro agujereado.

Es importante tapar estos residuos para compost para retener el calor generado por la descomposición y evitar que el agua de lluvia arrastre los nutrientes que en definitiva son lo que buscamos con este abono ecológico.

Los residuos para formar compost pueden alcanzar hasta unos 40ºC durante los primeros estados y hasta 60ºC en la etapa final de la trasnformación, por lo que es útil usar un termómetro para conocer cuando el compost está lista para utilizarse.

Os dejo un video explicativo del compostaje.

El proceso de fermentación de los residuos consigue transformar estos, en compuestos orgánicos más simples y asimilables por las plantas, esto es el compost.

Es por esta razón que conviente que todos los residuos se acumulen en un estado de degradación similar. Por ejemplo si vamos a usar elementos resistentes como la madera, se deberán reducir a trozos más pequeños, o si juntamos materiales secos con otros más ricos en agua, deberemos regar los más secos para conseguir un estado de humedad similar.

Como consejo final y útil para conseguir un buen compost y abonar de forma ecológica nuestro huerto o jardín, os diré que si durante el proceso el montón de residuos se vuelve compacto, habrá que airearlo dándole vueltas y así permitir la actividad de los microorganismos.
Related Posts with Thumbnails